Una noche con “El Brujo”