Bienvenida

Nancho Novo

No quiero empezar mintiendo, pero dicen que nací un 17 de septiembre. Os juro que yo no lo recuerdo. Sí. Me acuerdo de las monjas que me enseñaron a leer y me privaron de la bendita virginidad de la ignorancia cuando sólo contaba cuatro años. Luego, los curas me enseñaron matemáticas, religión, latín, historia… y que hacerse pajas era malo, muy malo, se te salía la médula espinal por el pito. Así que estudié medicina, me iba a forrar siendo útil al mundo salvando médulas. Más mi mayor aportación a la humanidad fue cuando decidí plantar la carrera y dedicarme a la interpretación, una actividad en la que supongo un peligro bastante menor para la salud pública. Y así fue como abandoné Galicia y me convertí en madrileiro.

En mis comienzos me fajé como payaso, cantante urbano, actor de pasacalles, animador de discotecas… Ahora salgo en la tele en programas de alto contenido cultural como El Club de la Comedia o Corazón de verano, pero el camino ha sido largo y duro cual miembro erecto. He hecho mucho teatro, que es una cosa que se hace en un escenario, en directo, generalmente por las noches, y que no estaría mal que algún día os decidieseis a probar. A lo mejor os gusta. También hago mucho cine. Seguro que conocéis mis inefables interpretaciones cinematográficas, sobre todo aquellas en que estoy de escorzo, fuera de cuadro y desenfocado. Y por si todo esto no me satisfaciese, dado mi alto afán de notoriedad, hago Rock ‘n’ Roll con unos amigos castigados sin postre en la vida como yo.

No tengo nada contra mí (y eso que paso mucho tiempo conmigo), pero hay veces que es difícil saber llevarme, máxime cuando digo cosas como "lo prometido es duda" o "yo no creo en nada, pero sospecho de todo", subterfugios para escaquearme siempre que pueda y de todo lo que pueda. Y no quiero acabar mintiendo, pero dicen que tengo una personalidad muy acusada y un carácter muy fuerte, y debe ser cierto, porque cada vez que me tiro un cuesco se rompe un poco más la capa de ozono.

Sea como fuere, aquí tenéis un amigo. Si lo queréis.

 

Facebook Comments
Etiquetas
,