Del Arco, Atanes y Álvarez, un trío de genios

Ignasi Vidal

Dos acontecimientos se han dado lugar en Madrid casi de forma simultánea y de ambos he sido testigo. Son dos obras de teatro y se representan, las dos, hasta final de Mayo. Empezaré por el que para mí es sin duda el acontecimiento teatral de la temporada y que en un post anterior, en este mismo blog, ya mencioné con motivo del regreso de Miquel Fernández a las tablas. "Veraneantes" no es que sea un montaje recomendado para todos aquellos amantes del buen Teatro (con mayúsculas) sino que debiera ser de obligada asistencia. Basado en un texto de Gorki de mismo nombre y espíritu, el genial Miguel del Arco ha tenido el acierto de convertirlo en un texto de una rabiosa actualidad.

Son muchos los montajes que nos hablan de los mecanismos del alma a la hora de tomar decisiones, de relacionarnos con los demás, de poner a cubierto nuestras ambiciones y nuestros deseos más íntimos, de cómo funcionamos dentro de una sociedad poco dada a pararse ante la desesperación del que sufre y que aplaude sin dudar al flamante vencedor sin importarle los medios que utilice éste para conseguir sus objetivos… en fin, la comedia humana en el más amplio sentido del término; pero pocos montajes (que haya visto yo, claro, y siempre desde mi modestísima opinión) lo hacen con la crudeza y el sentido de la realidad que consiguen los intérpretes en éste.

Durante las dos horas y media, aproximadamente, que dura la función pasé por muchos estados de ánimo. De tanto vaivén emocional que experimenté son responsables el excelente elenco de actores y actrices que a modo coral desgranan, escena a escena, un texto magnífico, escrito y dirigido por el que, si no lo es ya después de haber arrasado en la reciente edición de los Premios Max con su anterior montaje ‘La función por hacer’, será el director que marque la pauta en los próximos años (tal vez me equivoque, pero si tuviera que apostar lo haría sin dudar).

La naturalidad en la actuación sobre las tablas es tal que resulta descaradamente abrumadora, es como un bofetón de realidad que recuerda al espectador que es a ti, a nosotros, a todos a quienes hablan los actores. En varios momentos noté cómo me sonrojaba en mi butaca, sintiéndome culpable por lo que le sucedía a éste o a otro personaje, como si fuera yo el instigador, o el cínico, o el fracasado. ‘Veraneantes’ es, para el público, como estar dentro de la escena, es como ser el objeto pasivo de una realidad trazada a base de retales de auténtica experiencia vivida. Es sencillamente la vida. El trabajo de todo el elenco (Ernesto Arias, Israel Elejalde, Miquel Fernández, Elisabet Gelabert, Bárbara Lennie, Miriam Montilla, Chema Muñoz, Lidia Otón, Manuela Paso, Raúl Prieto y Cristóbal Suárez) es un auténtico lujo para los sentidos. Por actores y actrices así acabas amando el Teatro. Sólo se puede poner un pero a ‘Veraneantes’, y es que se han agotado todas las localidades hasta final de temporada, así que, amigos, deberéis esperar al mes de Octubre a esta ineludible cita Teatral., momento en el que volverá al escenario de La Abadía debido al éxito obtenido. Bravo Miguel.

El segundo acontecimiento ha tenido lugar en la sala AZarte, donde mi amigo y director Carlos Atanes ha estrenado, hace justo dos semanas, el montaje ‘La cobra en la cesta de mimbre’,texto del que también es su autor. Carlos Atanes es conocido por su magnífico e independiente trabajo como director de cine, independiente también, pero pocos, entre los que tengo la suerte de contarme, conocen las dotes de este particular genio del cine a la hora de escribir Teatro (con mayúsculas también).

La primera experiencia teatral de Carlos Atanes debería ser un acontecimiento para el mundo de la cultura. Aquellos que conozcan su extensa filmografía sabrán de lo que hablo y seguro que estarán de enhorabuena ya que en este fabuloso texto, Atanes, muestra su indudable maestría como escritor, valor por el que cuenta con legiones de fans que adoran sus películas y libros. Polémico como nadie, atrevido hasta el descaro, provocador, no por querer serlo sino por lo que es, este director ha reunido sobre el escenario a Ana Mayo y Jorge Cabrera, en lo que podríamos denominar como comedia de ciencia ficción, o tal vez como vodevil futurista, aunque lo que ocurre sobre las tablas podría pasar ahora mismo en la cabeza enajenada de cualquier paisano, o en la lucidez de cualquier otro.

El argumento es así de sencillo: una mujer y un hombre que no se habían visto nunca antes, se encuentran cautivos en una especie de jaula. ¿Qué hacen ahí?, ¿cómo han llegado a este lugar?, ¿Quién o quienes les han encerrado y les lanzan alimentos como a un par de monos? Según él, han sido abducidos por unos extraterrestres, encerrándoles en un extraño zoológico para la contemplación de otros extraterrestres. En cambio ella cree que han sido secuestrados por alguna organización terrorista con fines indeterminados. La cuestión es que ambos deberán compartir este espacio y aprender a convivir en él, y es ahí donde aparecerá el verdadero y eterno conflicto: la convivencia entre mujer y hombre.

Todo este juguete teatral cuenta con la música de uno de los genios musicales de nuestro país, Marc Álvarez (aunque sé que a él le sonroja esto que digo lo pienso así). Atanes y Álvarez crearon hace algo más de un año ‘Maximum Shame’ película musical Underground que está dando la vuelta al mundo por un sin fin de festivales de cine y en el que participo como actor. Ahí queda eso como dato informativo. Yo, amigos, os propongo algo: ¿Por qué no os animáis a ir a la sala AZarte y después me contáis que os ha parecido ‘La cobra en la cesta de mimbre’? A mi me parece una obra genial de un autor genial y quisiera saber vuestra opinión. Creo que no os la debéis perder. Una cosa os garantizo, vais a reíros de lo lindo. Sólo la podréis ver hasta el 27 de mayo y el precio es de 12 Euros, o sea, tirado.

La semana que viene tengo que hablaros de ‘Pegados’ (menudos campeones), así que corto ya.

Saludos amigos.

PD Os recuerdo que Póker de Voces actuará de nuevo en el Teatro Häagen-Dazs Calderón y que la venta de entradas va como un tiro. No te quedes si ellas.

Facebook Comments
Valoración post