El bar prodigioso

El bar prodigioso
El bar prodigioso

Comedia

Sesiones:


Horarios y Sesiones
Antonio lo tiene todo: un buen trabajo, una buena esposa, una buena casa. Bernardo es su mejor amigo. No tiene nada.

El Bar Prodigioso. Una comedia escrita por Roberto Santiago y dirigida por Alejandro Arestegui.

Sinopsis de El Bar Prodigioso

Antonio lo tiene todo: un buen trabajo, una buena esposa, una buena casa. Bernardo es su mejor amigo. No tiene nada. Ahora Bernardo se ha enamorado de Sophie, la mujer de Antonio. Por lo visto, es algo imparable. Sophie es artista. Atraviesa una crisis creativa que le ha provocado una alteración del lenguaje. Clara es la camarera del bar al que suelen acudir los tres. Tuvo ataques de ira en el pasado. Ahora lo tiene controlado. Más o menos. En esta historia, nada es lo que parece a primera vista.

Estamos en primavera, en un bar en medio de un parque. Uno de esos lugares donde ocurren cosas prodigiosas. Declaraciones de amor y amistad, desmayos, besos indefinidos, contratos apasionados, poesía callejera…

Ah, durante esta función se van a pronunciar exactamente doce mil trescientas veintitrés palabras. No es lo más importante, pero conviene no olvidarlo.

Ficha Artística

Intérpretes

Manu Hernández
Ana Lucas
Antonio Romero
María Zabala

Dramaturgia: Roberto Santiago
Dirección: Alejandro Arestegui
Ayte Dirección: Mariana Kmaid
Escenografía: Igone Teso
Iluminación: Ciru Cerdeiriña
Espacio sonoro: Tuti Fernández
Vestuario: Genel Romero
Dirección de producción: Nadia Corral
Ayte. producción: Sofía Aragón
Producción: Octubre Producciones
Distribución: Montse Lozano

Sobre de El Bar Prodigioso

Empecé a escribir esta historia gracias al impulso de mi maestro José Sanchis Sinisterra. Un sabio. Y un hombre bueno. Me dijo: Roberto, no escribas sobre las relaciones de pareja. Le hice caso, como siempre.

Empecé la obra con un tema central: el poder de las palabras, del lenguaje, en estos tiempos extraños en los que cualquiera puede decir una barbaridad sin pruebas y, sin embargo, alcanzar una prodigiosa notoriedad.

Poco a poco, los personajes se fueron apoderando del texto. Como ocurre siempre. Como me decía otro de mis maestros: Juan José Millás. Y también le hice caso, claro. El amor indefinido y los contratos de pareja. O al revés. De eso habla El bar prodigioso. De lo que somos. De lo que fuimos. Y de lo que seremos.

Escribir comedia es algo muy serio, ya lo sabemos. Disfruten ustedes de este juego pervertido y luminoso.

Roberto Santiago

Información sobre las entradas


Espectáculos similares de la Cartelera de Teatro

 

Facebook Comments
3.9/5 - (13 votos)

Horarios y Sesiones