Imbécil (midiendo las palabras)

Imbécil (midiendo las palabras)
Imbécil (midiendo las palabras)

Monólogos

Sesiones:


Comprar entradas
Álex O’Dogerthy es IMBÉCIL, midiendo las palabras", esa podría ser una interpretación del título de este espectáculo. Esas mismas palabras que le afectan, las buenas poco y las malas mucho.

Álex O’Dogerthy es IMBÉCIL, midiendo las palabras“, esa podría ser una interpretación del título de este espectáculo. Esas mismas palabras que le afectan, las buenas poco y las malas mucho.

En este monólogo, se ha propuesto hablar sobre el poder de las palabras, o más concretamente, sobre el poder que tenemos los que las usamos.

A través del espectáculo, tratará  de descubrir junto al público si se puede conseguir que nos dejen de afectar las palabras o si estamos condenados a ser unos perfectos IMBÉCILES.

ÁLEX O´DOGHERTY guionista y productor sabía que quería hablar sobre las palabras, hacer música en directo y una serie de juegos con el público.

Esta necesidad le surgió debido a que, desde hacía un tiempo medía demasiado las palabras, hasta el punto de autocensurarse a él mismo, tanto en su humor como en la vida en general.

Comenzó a escribir su idea y el resultado fue el poder que tenían las palabras, sobre todo las malas, de lo mucho que nos afectan, y de lo imbécil que se sentía tras ellas. Por otro lado hacer el imbécil, es muy sano y le hace sentir bien.

Todos los espectáculos de este polifacético artista han sido fruto de su propia auto gestión. Lleva 18 años haciendo volar su imaginación y ganándose cada vez más público. Pasando por producciones más sencillas dónde tan sólo llevaba una maleta, a construir un piano de cola.

IMBÉCIL, le hace volver a sus orígenes, y a su particular manera de hacer humor, queriendo siempre que el público disfrute, sonría y se olvide de los problemas por un pequeño rato.

Entre sus PRODUCCIONES MÁS RECONOCIDAS encontramos, “_Y Tú ¿De que te ríes?”, “Mi imaginación y Yo”, “Cosas de Esas”, “El amor es Pá Ná” y su último show “Muévete”_

“Hace tiempo me di cuenta de que estaba midiendo demasiado las palabras. Que esta presión, esta censura absurda e injusta que se estaba imponiendo en el humor, en el arte y en la vida en general, me estaba afectando demasiado, y yo mismo me pensaba las cosas y los chistes más de dos y tres veces”

Facebook Comments

Comprar entradas