La magia entre las sombras

Equipo técnico.

Acaba la función, el público aplaude efusivamente, a veces en pie, mostrando su satisfacción por el trabajo que ha visto en escena. Los grandes musicales resisten la embestida de la crisis con más propuestas, más presupuestos, más esfuerzo. Son como una poderosa nave en el mar a la que parece que el oleaje, simplemente, la hace tambalear pero no cambia su rumbo decidido, hasta el siguiente puerto para recargar, llenar las bodegas de aprovisionamiento y seguir surcando las turbulentas aguas, desafiante y altaneramente. Así cada noche, milagrosamente, la secuencia se repite: final de la función, el púbico aplaude efusivamente, a veces en pie, mostrando su satisfacción por el trabajo que ha visto en escena.

El éxito del musical en España ha traído consigo la especialización profesional. Todo indica que las escuelas oficiales empiezan a darse cuenta de la necesidad de formar a los estudiantes de interpretación para un género que parece estar destinado a dominar la cartelera en nuestro país, si no en número de producciones, sí en cuestión de taquilla. Los profesionales, a su vez, perfeccionan su técnica en tantas disciplinas como requiera el envite y así prolifera el número de actrices y actores dentro del Musical, cuyo nivel interpretativo es tan brillante como el de cualquier otro intérprete en otros medios. Esto ha contribuido a la mejora de la calidad artística de este tipo de espectáculos y las excepciones, en realidad, no hacen más que confirmar la regla.

Sin embargo, este público que llena las salas de "El Rey León" o "La Bella y la Bestia", y que antaño lo hicieron con "Hoy no me puedo levantar" o "Los Miserables" (con estos dos es de esperar que vuelvan a hacerlo a la vista de cómo van las ventas anticipadas) desconoce, o tal vez intuye pero no ve, una parte importantísima e imprescindible, sin la cual sería imposible la realización de este tipo de espectáculos y, por consiguiente, responsable es también del éxito de los musicales en España: El equipo técnico. Profesionales de la escena en la penumbra, donde nadie les ve, donde pasan desapercibidos al ojo del espectador.

Nadie les pide hacerse una foto con ellos, ni les demandan autógrafos sobre las entradas que como un tesoro quedarán archivadas en un álbum, en el mejor de los casos, o en el cajón de los objetos para el recuerdo. Nadie conoce sus nombres, nadie sabe quién hace qué. A veces, los propios actores, en un acto involuntario de descortesía, sin maldad alguna, pero ensimismados opreocupados como estamos casi siempre en nuestros asuntos, tardamos semanas o meses en saber el nombre de todos y cada uno de ellos o la función concreta que desempeñan.

Sin embargo, al igual que los profesionales de la escena, han mejorado su técnica conforme la exigencia lo ha ido requiriendo. El técnico de Musical, que se mueve de un lado a otro de la Gran Vía, ha perfeccionado su manera de trabajar. Y no digamos ya aquellos que nos acompañan en las giras.

Por lo tanto, y así lo he dicho ya en alguna que otra entrevista, hay dos magias en "La Bella y la Bestia": la que todos ven en escena y que ha hecho famoso en el mundo entero a este espectáculo, y la que en cada función tiene lugar detrás en la sombra.

Acabar en una plaza y ver a todo aquel enjambre humano vestido de negro y casco de seguridad, desmontando con precisión y cuidados extremos, la escenografía y los equipos de sonido y luces, también es Teatro y del bueno.

Entonces, llegas a la siguiente plaza, para trabajar, fresco, apenas con el recuerdo de la anterior ciudad y todo, absolutamente todo, está preparado y listo, puesto como si siempre hubiera estado ahí.

La famosa compañía Tricicle, suele hacer algo que les honra y que siempre me ha sorprendido. Generalmente, en los estrenos, después del habitual discurso de agradecimientos, presentan uno a uno a todos los componentes del equipo técnico. Desde luego es una bonita manera de honrarlos y hacerlos parte del éxito que pueda tener la producción en cuestión (en "Spamalot", durante la temporada en Madrid, no tuvimos ese éxito pero el reconocimiento quedó ahí)

Lo cierto es que es imposible hacer eso en musicales como "La Bella y la Bestia" o "El Rey León", pues si saliera todo el equipo técnico a saludar para ser presentado, seguramente se necesitarían dos escenarios, ya que la cantidad de profesionales que trabajan con nosotros en cada función es muy cuantiosa. Para que luego algunos digan que las entradas de los musicales son caras… En fin.

Ahora que estamos terminando la gira, que desde septiembre de 2012 nos ha llevado por España, creo que es el momento de agradecer por mi parte, la facilidad que, todos y cada uno de estos profesionales en la sombra, han puesto para que yo haya realizado mi trabajo en las mejores condiciones posibles. Sé que a veces no lo he puesto fácil, vaya también esto como disculpa.

Teniendo en cuenta la dificultad que tiene conseguir que una maquinaria como la de "La Bella y la Bestia" luzca imponente y funcione a la perfección en el contexto de una gira, sólo cabe decir que este es un trabajo de titanes, realizado con la humilde profesionalidad, paciencia, disponibilidad y decisión de los que aman el Teatro sin la necesidad de recibir el aplauso de nadie al final de la función.

Aquí pues, mi reconocimiento y mi aplauso, desde mi blog en Teatro a Teatro, al magnífico equipo técnico de la gira nacional de "La Bella y la Bestia".

 

Salud amigos.

P.D. : A continuación detallo los nombres del equipo técnico que nos ha acompañado en la gira nacional de La Bella y la Bestia que concluirá en septiembre de 2012

Regiduría: Didi García y Helena Gimeno.

Maquinaria: Miguel Piñero, Carlos Carvajal, CarlosFernandez “Chuky”, Félix Mendoza “Piraña”, Juan Rogelio Mena “Juanrrito”, Carlos Sansano “Pupi”, Javi Ortiz “Javitxu”,Domingo Ahedo “Txomin”.

Utillería: Ana Pey y Víctor Pavía “Billy”.

Iluminación: Sergio Gracia, Crispi Tuset, Antonio Gallego “Tony”, José Antonio Hernadez “Baruque”, José AntonioDominguez “Fosky”.

Sonido:? Albert Ballbé, Roberto Rodriguez, Jordi “Kurt” Mateu, Juan Antonio Sánchez “Mi arma” o “Juanito de Carmona”.

Vestuario: ?Miriam Aguado “Mimi”, Isabel Povedano “La Isa”, Mª Esperanza Pascual “La Espe”, María Mercedes Magro “La Merche”.

Peluquería/Caracterización: ?Sandra Lara, Eva Nuño, Jair Saiz, Olga Anula, Sheila Curiel (ésta es mi caracteruzadora), Juan Carlos Delgado “El Carlos” (al que mi ropa le sienta mucho mejor que a mí).

Jefatura Técnica: ?Francisco Grande (en todos los aspectos, no es sólo un apellido)

Gerencia: Luis Sala.

Prensa: Raquel Gómez y Jon Usabiaga.

También Moisés Robles que siempre está en el momento preciso y prepara unos garbanzos con langostinos dignos de la tierra que le vio nacer.

Facebook Comments