“Pegados”, redondo como un donut

Diario de un espectador