Sol y Sombra

Ignasi Vidal

En esta vida, desde luego, dependiendo en la barrera desde donde te toque ver los toros, te pones una chaquetilla y disfrutas del espectáculo o te quemas, quedándote rojo como un tomate, para intentar disfrutar mínimamente como los que plácidamente están en la sombra gozando del espectáculo sin necesidad de utilizar cremas solares.

Vayamos a la barrera de sol:

Tengo un amigo que siendo contable de una empresa cometió un gran error. Aprovechando la contabilidad fraudulenta que sus jefes llevaban desde hacía años con el clásico y sencillo timo de la “caja A” y la caja B”, decidió sustraer pequeñas cantidades de la “caja B” para hacer apuestas en internet de manera que, con algo de buena suerte, pudiera ver su cuenta algo más colmada a fin de mes, pues su sueldo, a pesar de los años que llevaba trabajando llevando los números de la empresa y de las más de diez horas de trabajo a las que se sometía todos los días, sábados incluidos, no le dejaba pegar ojo por los noches entre desvelos provocados por el farragoso mundo de las obligaciones, las factura y la hipoteca a final de mes. Más o menos como todos en esta vida. Para no ser descubierto, combinaba las pequeñas sustracciones de la “caja B” con las de la “caja A”, de modo que en una especie de “ping-pong” financiero nadie notase los devaneos recreativos de mi amigo. Mal, hizo mal.

Como era consciente de su “delito” debido a una ludopatía que no quiso reconocer en un primer momento, delito , por cierto, del que nadie se dio cuenta, cambió de trabajo, acabando así con su peligroso juego que además no le comportó el extra que ansiaba conseguir. Pasados unos años, cosas de la vida, decidió volver al trabajo en donde había hecho sus fechorías ludópatas, a petición de sus antiguos jefes, que seguían con su práctica fraudulenta con el juego de la “caja A” y la “caja B”. En un desafortunado incidente, uno de sus jefes se dio cuenta de que en el la “caja B”, es decir la ilegal, no cuadraban las cantidades que él y sus socios de gabinete estafaban al fisco. Como el dicho ese que reza “quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón” no resulta siempre del todo certero (en este caso nada certero) mi amigo fue denunciado, achacándosele a él no sólo las cantidades que reconoció haber sustraído años atrás; sus jefes decidieron hacerle responsable del agujero contable total de la empresa, de modo que le acusaron de haber sustraído alrededor de sesenta mil Euros. La hábil acusación les permitía a los corruptos jefes de mi amigo blanquear gran parte o incluso la totalidad del dinero de la “caja B”.

El abogado de mi amigo durante el juicio trató de llegar a un acuerdo con sus desairados jefes y sus abogados para la restitución del dinero mediante créditos o horas de trabajo, a pesar de la insistencia de mi amigo en el hecho de que a penas fueron veinticinco mil Euros los que sustrajo. Atentos al negocio que estaban a punto de redondear, los ya ex jefes de mi amigo, se negaron a llegar a ningún tipo de acuerdo y la acusación solicitó tres años y un día de prisión más la devolución del dinero. A pesar del atenuante de ludopatía, de la que se había tratado en los años en los que estuvo esperando juicio, tiempo en el que además consiguió otro trabajo para mantener a su familia y de no presentar antecedentes penales, la sentencia fue la más dura que cabía esperar: tres años y un día internado en prisión y una multa mensual para la restitución de la deuda (que acabó siendo la que a sus ex jefes les vino en gana).

Con todo, mi amigo, siendo una persona normal, educada, en definitiva una buena persona, obró mal y en consecuencia la justicia actuó implacablemente para castigar su delito.

Vayamos ahora a la cómoda barrera situada en la sombra:

En el año 2.000 el respetable diputado Josep Antoni Duran i Lleida aseguró, en relación al caso “Pallerols” que dimitiría si se probaba la financiación ilegal de Unió Democrática de Catalunya.

El caso “Pallerols”, proceso que llevaba muchos de años, casi veinte, en tramitación es un feísimo asunto de apropiación, por parte de Unió Democrática de Catalunya, de fondos públicos destinados a cursos de formación. Por otro lado, un clásico transversal en las corruptelas que se producen en Catalunya. (sin ir más lejos, también en el caso de corrupción que estalló hace poco en el ayuntamiento de Sabadell, en manos del PSC, se desviaron fondos de formación además de porcentajes en concesiones de obra pública.).

El Fiscal del Estado, Eduardo Torres Dulce, llevaba más de un año intentando llegar a un acuerdo para la restitución del dinero que, ya ahora ha quedado probado, UDC se embolsó, de modo que en plena crisis y sufrimiento del contribuyente el caso pase lo más inadvertido posible (vergonzoso). En total fueron 388.000 Euros, cuya apropiación, según la portavoz del partido socio de CDC, Marta Llorens, “no constituye ningún delito ni prueban la financiación ilegal del partido”. Pues señora, cuesta entender, a mí al menos, a dónde fueron a parar esos miles de Euros y sobre todo de dónde los van a sacar para devolverlos (si los tienen sabrán cómo llegaron, quién los hizo llegar y a dónde fueron a parar, digo yo).

La señora portavoz, en nombre del partido pide disculpas y con total desfachatez se permite el lujo de decir que “Expresamos nuestro respeto escrupuloso a la justicia, al tiempo que lo pedimos para nuestro partido, así como para algunos de los dirigentes no condenados que durante dieciséis años han sufrido una constante agresión a su honorabilidad con un juicio paralelo a los mecanismos procesales”. Pobrecillos. Pero que no se preocupen, seguro que su católico Dios les compensará por el martirio sufrido a base de calumniosas insidias recibidas por parte de unos desaforados mortales, ciudadanos sin escrúpulos que no saben aceptar su condición de simpes pagadores de la crisis. Cómo vamos a comparar el martirio de estos pobres santos señores de Unió Democrática con la simple pérdida de puestos de trabajo, prestaciones, hogares…

Dice la señora portavoz sin sonrojarse que el pacto con el fiscal sólo “refleja la responsabilidad civil a título gratuito” de UDC, figura que corresponde a quien “actuando de buena fe y con desconocimiento de la comisión de los actos ilícitos (juas, juas, juas) se beneficia de sus efectos” no sé como no se le ocurrió a la buena señora acabar su exposición con un sonoro “tontos del culo” pero lo cierto es que así nos insulta esta portavoz en nombre de su partido. Lo curioso del tema es que sí reconoce la señora Marta Llorens, que ex militantes que ya no están porque se fueron o porque fueron expulsados (qué casualidad, juas, juas, juaaaaas) sí cometieron esos actos ilícitos con los que se financiaron sedes y nóminas y termina diciendo que el partido devuelve de católica forma (eso lo digo yo, no la señora Marta Llorens) los 388.000 Euros, pero eso no significa que la formación Democristiana asuma su responsabilidad penal (Para algo les tiene que servir ser cristianos. Ya se sabe, estos con un adecuado paso por el confesionario tienen el perdón de los cielos garantizado ¿Por qué no me habrá alumbrado nuestro señor Jesucristo y el Espíritu Santo con su luz con las ventajas que tiene?).En fin, que finalmente, ni financiación ilegal, ni responsabilidad política puesto que el señor Duran y Lleida no piensa dimitir porque según estos señores de UDC no se ha demostrado la financiación ilegal (o sea que la justicia acepta pulpo como animal de compañía)y los ciudadanos nos quedamos con cara de estúpidos viendo cómo una vez más nos toman el pelo.

Queda por ver si este partido eje de la política Catalana participará activamente en la Ítaca soberanista que llevará a Catalunya a un idílico paraíso más justo, bien financiado por sus gestores (como mínimo son hábiles más no poder, como Messi con el balón, porque no hay forma de echarles el guante).

En fin, “Todo por la Patria”, lema que luce aún en los cuartes de la guardia civil, lo que en el pasado justificaba la tortura de los detenido si estos cantaban por el interés general. Pues entonemos el lema, ahora en catalán, “Tot per la Pàtria” y que sirva para justificar que nuestros dirigentes y partidos “amontserratados” nos quiten un poquito de aquí y un poquito de allá, con cariño y patriotismo, claro está, para su laboriosa tarea de llevar a Catalunya a su histórico lugar entre las naciones de Europa, o fuera de ella, qué carajo.

Y más cara de idiota se nos pondrá si, como algún medio de comunicación apunta, el Gobierno de España estuviera detrás de este apaño para no llamar a las cosas por su nombre, echar unos pelillos a la mar o correr un tupido velo, con intención de controlar vía UDC el proceso soberanista que los podencos (o los galgos, no tengo claro quién son cada cual, perdón por mi ignorancia) han iniciado con rumbo indeterminado.

Lo que decía, mi amigo en el trullo o en la barrera a pleno sol y nuestros inteligentes y santos partidos políticos (no todos, algunos están a pleno sol) a la sombra, viéndolas venir, tranquilos porque todo el mundo sabe que “con buena polla todo el mundo folla” y a Duran y a los suyos les ha tocado la mejor: Tanto galgos como podencos dependen de UDC. Está claro que mi amigo no tuvo la misma suerte.

PD: Ojo, hago esto extensivo a tantos y tantos casos de corrupción política que se dan en nuestro país dentro del conglomerado ideológico “PPSOECIU” donde entran Gürtel (no son todos los que están) ERES en Andalucía (donde por lo visto un solo tipo era capaz de armar un entramado tremendo) espionajes sin aclarar en la comunidad de Madrid, ITV…

Y mientras el ciudadano haciendo agujeros en el cinturón para apretarlo al máximo, acojonado y sin saber si el mes que viene va a poder o no pagar la hipoteca.

Salud, amigos.

Facebook Comments
Etiquetas
,